Driving heat

On the morning of her first day as the new captain of the Twentieth Precinct, Nikki Heat is rocked when her NYPD shrink washes up dead on the banks of the Hudson River. 

But the jarring murder of the man who knew her most intimate secrets is only the first of a series of blows to batter New York City's top homicide detective. 

She is soon blindsided by the discovery that her fiance, Pulitzer Prize-winning reporter Jameson Rook, had been secretly meeting her psychologist as part of an explosive investigative article he is writing for a magazine.

Nikki's sense of betrayal deepens when Rook refuses on ethical grounds to share confidential information he has learned about the victim. His headstrong stance and continued meddling in Heat's case strain their engagement to the breaking point as their professional.

Última entrega hasta el momento (aunque la serie terminó el 16 de Mayo se han confirmado dos nuevas entregas para septiembre y principios del 2017) de las aventuras de la detective Heat y el periodista Rook.

En esta entrega la, ahora, capitán Heat deberá afrontar una situación de gran estrés cuando descubre que la víctima del asesinato que ha roto su rutina matutina no es otro que su psicólogo pero todo parece empeorar cuando descubren que algunos de sus archivos han sido sustraídos de la oficina que le psicólogo tenía en el centro de la ciudad, entre ellos el de la capitán Heat.

¿Quién puede tener interés en asesinar a un psicólogo y robar sus expedientes?Heat no era la única policía que usaba sus servicios así que las primeras investigaciones intentan establecer si su muerte está relacionada con alguno de los expedientes sustraídos.

Esta investigación abre la puerta a un caso mucho más grande, con múltiples implicados que además no le van a poner nada fácil los primeros días de capitanía a la inspectora. Si a eso le sumamos el estrés por la pedida de mano de Rook y su compromiso y que la única persona a la que había confesado el miedo ante esos acontecimientos está muerto nos encontramos con una Nikki muy lejos de su mejor forma.

Como las demás entregas una novela entretenida, sin mucha más pretensión que nos vuelve a recordar muchas de las escenas vistas en televisión por los personajes de Richard Castle y Kate Beckett.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2013 Dsdmona .