Lucia di Lammermoor


Escocia. Entre dos clanes enemigos, nace el amor: Lucia y Edgardo se juran en secreto un voto de matrimonio. El hermano de Lucia, para alejarla de su rival, le hace creer que Edgardo la ha olvidado y la obliga a casarse con otro. Ella enloquece, mata a su marido y finalmente también muere. Al conocer la noticia, Edgardo se suicida para reencontrarse con su amada.
  • Estreno mundial de Juan Diego Flórez en el rol de Edgardo, en la segunda ópera más representada de Donizetti.
  • La escenografía, basada en una torre inclinada de vidrio, es un paisaje de destrucción y desolación, recordando que el país está en guerra, rasgado por las ambiciones de los clanes rivales.
He escuchado arias, disfruto con la música y las voces aunque no puedo ir más allá de los sentimientos que me producen pues los zapatos que tengo por orejas (además de mi pobre formación musical) me lo impiden. Nunca había ido a ver, escuchar o sentir una ópera entera. Tenía miedo a que no me gustara, a no entenderla y desprenderme de ese halo que siempre tuvo para mi eso de la "Ópera".

Pero la vida a veces te da sorpresas que hacen todo cambie y se vuelva del revés. Un correo, un sorteo express y seis horas después me encontraba sentada en mi butaca del segundo piso lateral para ver el ensayo general de "Lucia di Lammermoor" con Juan Diego Flórez y Elena Mosuc.

El escenario ya impresiona de por si pero además el decorado, de lo más austero, acrecenta esta sensación de acercarse al abismo. Leí el argumento por encima para no pillarme desprevenida pero una vez empieza la música y te dejas llevar sólo disfrutas.

En primer tercio me costó, no por la música, las voces o la historia sino por mi y mi falta de experiencia. ¿Leer la traducción?¿Seguir sólo la música y el texto sin saber que decían?¿la postura? A la segunda vez que se encendieron las luces del Teatro para un brevísimo descanso (sólo cambian parte de la escenografía) yo ya estaba totalmente metida en la historia y ya sólo disfrutaba de las voces... Juan Diego Flórez es muy bueno (cantante, actor ya no tanto) pero a mi me dejó ko Elena Mosuc y Simón Orfila (Raimondo).

Al final del tercer acto ya no tenía mano para poder continuar aplaudiendo. 

Quizás no fuera la mejor elección para empezar, quizás me costó demasiado meterme en el ambiente pero sirvió para perder el miedo, para estar el día siguiente buscando arias y voces y para pensar que no será la última vez que ese Teatro (o cualquier otro) me impresione y me haga disfrutar como lo hice.

Me comentan que la ópera engancha, a mi ya me ha picado el gusanillo.

Más información aquí

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2013 Dsdmona .