El asiento del conductor


Con estilo descarnado y seco, Muriel Spark narra en El asiento del conductor las últimas horas de Lise, una turista nórdica que se va de vacaciones a un país meridional del que nunca regresará. Como en alguna ocasión declaró la escritora escocesa, su intención al escribir fue la de «aterrorizar deleitando», máxima que se cumple de modo magistral en esta turbadora novela.
De la novela David Lodge afirma: «Algunas de sus mejores obras, más que novelas, son relatos que, por su brevedad, cabe leer en una trepidante sentada. El asiento del conductor es un caso ejemplar, un extraordinario tour de force, la historia de un crimen vista al revés».
Por su parte The New Yorker señala: «Una obra maestra vidriosa y pérfida. El asiento del conductor [es] de una crudeza rayana en lo espeluznante».

Lise decide cogerse unas vacaciones para viajar al sur de Italia, para ello se compra un vestido y un abrigo nuevos; en esta compra ya intuimos algo del carácter de la protagonista, es de ideas fijas y nada le quita su idea de la cabeza, para ella no hay recomendaciones ni consejos que valgan...

¿Por qué este repentino interés en viajar?¿Le espera alguien en destino? A través de su redacción descubrimos cual es el propósito del viaje y lo que deberá hacer Lise para conseguir su objetivo y que todo salga según ha planeado, hasta el último detalle.

Una novela corta escrita en plena madurez de la escritora y que deja un buen sabor de boca al terminar su lectura. Muy recomendable.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2013 Dsdmona .