Día internacional de la poesía



Se mira en el espejo que ya no le refleja,

todo, menos él, aparece en la fría superficie,
la habitación, muebles y cuadros, la variable luz del día.
Así aprende, con terror silencioso, a verse,
no en los gestos teatrales —aún rasgos humanos— de la muerte,
sino en los días de después, en el vacío de la nada.
Inútil cerrar los ojos, estúpido romper el terco espejo,
buscar otro más fiel o más amable.
Es él sólo, el hombre invisible, el que desaparece,
es sólo él, una huella borrada,
que no contempla a nadie, porque es nadie,
la nada en el cristal indiferente de la vida.

Foto: Iker Lauzirika
Texto: El hombre invisible, Juan Luís Panero

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2013 Dsdmona .